Vida en el Valle
Por: Justin Rausa

Nuevas opciones para el cuidado de la salud vienen pronto, gracias a la reforma de salud – conocida oficialmente como la Ley del Cuidado de Salud a Bajo Precio. Ya es hora, porque aquí en el Valle Central, tenemos una gran cantidad de desafíos al cuidado médico, y tendremos que asegurarnos de que todos nuestros ciudadanos reciban todos los beneficios que se merecen.

Hablamos sobre algunos de esos desafíos el 21 de febrero, cuando Valley LEAP y el Instituto Greenlining tuvieron una reunión en Huron. Está claro que muchos de los residentes del Valle Central se sienten frustrados por falta de acceso a la atención médica y la calidad de la atención que reciben.

Tenemos un serio problema con el acceso al cuidado médico. Los ocho condados del Valle tienen tasas más altas de residentes sin seguro médico que el promedio estatal de 19.5 por ciento. Las tasas más altas sin seguro médico se encuentran en los condados menos poblados, como Madera y Reyes, mientras que la mayoría de la población sin seguro vive en el condado de Fresno.

En especial, tenemos que crear conciencia y acceso a los recursos de salud en las comunidades menos favorecidas, como Huron, una comunidad campesina identificada por el periódico Fresno Bee como “la ciudad más pobre de California.”

Pero la ayuda ya viene en camino. Esta ley establece un nuevo intercambio de beneficios de salud conocido como Covered California — un mercado en línea, que será un poco como Amazon.com para el seguro médico. Individuos, familias y pequeñas empresas van a poder buscar y comparar los planes de seguro para encontrar uno que mejor se adapte a sus necesidades. Millones de estadounidenses que tienen problemas para pagar el seguro recibirán ayuda.

Esta ayuda estará disponible para las personas con ingresos de hasta cuatro veces el nivel federal de pobreza, que actualmente es $ 23,550 para una familia de cuatro. Créditos fiscales están disponibles para las pequeñas empresas que quieren cubrir a todos sus empleados.

Las políticas de seguro médico a través de California Covered comenzará el 1 de enero 2014, pero los Californianos podrán pre-inscribirse y comprar una cobertura a partir del 1 de octubre.

Incluso con la ayuda financiera, algunas personas todavía no podrán comprar cobertura médica, y ayuda está en camino para muchos de ellos. Gracias a la reforma de salud, Medi-Cal se está ampliando. A partir del 2014, los adultos menores de 65 años con ingresos de hasta 138 por ciento del nivel de federal de pobreza serán elegibles para Medi-Cal, al igual que los niños dentro de familias que tengan ingresos de hasta el 250 por ciento del nivel federal de pobreza.

Además, la mayoría de los condados del Valle — a excepción de Fresno y Merced — se han unido al Programa de Salud de bajos ingresos, que está haciendo la cobertura disponible más pronto a los que van a ser elegibles para Medi-Cal el próximo año.

Esa es la buena noticia. La mala noticia es que, bajo un estudio reciente de UCLA /UC Berkeley, entre 3.1 millones y cuatro millones de Californianos seguirán sin seguro en el 2019. Casi tres cuartas partes de ellos serán ciudadanos o inmigrantes documentados, y una cuarta parte será gente indocumentada. Dos tercios sin seguro médico serán latino.

Author