Fox News Latino

Los Ángeles, 23 sep (EFEUSA).- Una conferencia realizada hoy en Sacramento destacó los problemas que enfrenta en el futuro el servicio subsidiado de salud de California al que recientemente se han agregado pacientes de bajos ingresos que no califican para comprar seguros de salud así como todos los residentes indocumentados menores de 19 años.

En la Conferencia de Salud California 2015, realizada conjuntamente con el Centro de la Universidad de California y la publicación Capitol Weekly, participaron expertos y líderes de la comunidad médica y hospitalaria que analizaron la futura amenaza de financiación para los servicios de Medi-Cal.

“La mitad de todos los niños de 0 a 18 años de California están en Medi-Cal. Pensemos acerca de eso”, resaltó el presidente y director ejecutivo de la Asociación de Instalaciones de Salud de California.

Durante la conferencia los participantes destacaron que aunque la legislación aprobó la ley SB 4 que ofrece servicios de salud gratuitos para todos los menores de 19 años sin tener en cuenta su estado legal de inmigración, no respaldó un impuesto para financiar adecuadamente estos servicios.

El gobernador de California, Jerry Brown, dispuso una partida de 40 millones de dólares en el presupuesto actual que busca cubrir las necesidades médicas de cerca de 170.000 menores indocumentados a través de Medi-Cal.

No obstante, los legisladores no aprobaron un proyecto de ley que establezca un impuesto en los planes de salud para obtener fondos para esta costosa ampliación de los servicios médicos sociales del Estado Dorado.

Según destacaron hoy los expertos, el pago por los servicios de los pacientes de Medi-Cal no es proporcionado a la labor de los doctores que los atienden.

“California ha pedido a los médicos que reciban 4 millones más de nuevos pacientes de Medi-Cal sin ningún incentivo”, argumentó hoy Jodi Hicks del gabinete de Dimare, Brown, Hicks & Kessler (DBHK), una firma Californiana de relaciones gubernamentales.

Es por ello, que el principal orador invitado al evento, el médico y senador por el Distrito Sexto de California, Richard Pan, destacó la importancia de continuar trabajando en la búsqueda de programas que permitan el acceso a la salud preventiva para todos los residentes de California.

“Me gustaría que los planes de salud compitieran basados en la cualidad de los tratamientos de temas como enfermedades crónicas y cáncer”, aseveró hoy Pan, uno de los impulsores de la ley que eliminó las exenciones personales para las vacunas de los niños en California.

A su vez, Richard Figueroa, de California Endowment señaló que “su código postal puede decir más sobre su expectativa de vida que su código genético” y por ello instó sobre la importancia de atender a las comunidades menos favorecidas.

“Como nueva mayoría en California, necesitamos suplir las necesidades de los jóvenes de color”, afirmó de su parte Anthony Galace, del Instituto Greenlining.